Blog

< Volver

Recetas con frutas y verduras de invierno

Recetas con frutas y verduras de invierno

2 recetas de temporada para conseguir que tus hijos coman de todo.

Las frutas y las verduras deberían estar presentes en la alimentación infantil durante todo el año. Por eso, te proponemos un par de recetas originales con fruta y verdura para innovar en la alimentación de tu familia.

Alcachofas con almejas

¿Te cuesta que tus hijos coman alcachofas? Pues es una lástima porque es una verdura muy sana y nutritiva. Con esta receta que te proponemos, quizás encuentres la solución.

Ingredientes:

12 alcachofas medianas

Medio kg de almejas

150 gramos de jamón serrano

1 cebolla

3 dientes de ajo

Aceite de oliva virgen extra

1 limones

1 pizca de sal

1 chorrito de vino blanco

  1. Lo primero es limpiar las alcachofas para quedarte con los corazones, partirlos en 4 trozos y exprimir los limones por encima. De esta manera no se oxidarán.
  2. Lleva a ebullición un recipiente con agua, sal y un chorrito de aceite de oliva y cuece las alcachofas durante unos 20 minutos.
  3. Pica la cebolla y el ajo y rehógalos. Cuando estén dorados, añade las almejas y el jamón serrano. Cuando se empiecen a abrir las almejas, añade un poco de vino blanco hasta que reduzca. Déjalo cocer 5 minutos más y viértelo sobre las alcachofas cocidas.

Compota de frutas de invierno

Es ideal para desayunar o merendar cualquier día. Además, puedes prepararla y consumirla al cabo de unos días. Reúne lo mejor de las recetas dulces caseras y del sabor de las frutas de invierno. Además es muy fácil de hacer.

Ingredientes:

3 manzanas reineta

2 peras de agua

4 ciruelas

4 orejones

1 cucharadita de azúcar

1 pizca de canela

1 pizca de ralladura de limón

Unos granitos de anís

  1. Para empezar, debes pelar las manzanas y las peras y cortarlas a gajos.
  2. A continuación, mezcla el azúcar, 3 cucharadas de agua, la canela, la ralladura de limón y el anís y añádele los orejones picados, las ciruelas, las manzanas y las peras.
  3. Remueva la mezcla y métela en el microondas durante dos minutos y repite la misma operación de nuevo (2 minutos más).
  4. Déjalo enfriar y cuando esté templado, ya se puede comer.

Es una receta para hacer con niños ideal para iniciarlos en la cocina infantil.


Post Relacionados