Blog

< Volver

Hacer un buen uso de la tele en casa

Hacer un buen uso de la tele en casa

No prohibas la tele a tus hijos, úsala para ayudarles a desarrollar su espíritu crítico.

Ver la tele puede ser un buen plan en familia para una tarde de lluvia. ¿Por qué no? Solemos pensar que mirar la televisión no les aporta nada bueno a los niños, pero no es del todo cierto. Depende del uso que se le dé y de los contenidos que se consuman.

Hábitos saludables

  1. Debes tener en cuenta que la visión de hijo es diferente a la tuya y sus gustos y preferencias, también. Ante todo, respeta sus opiniones y arguméntale muy bien por qué es conveniente o no que mire determinados programas. Incluso puedes negociar con él y plantearle alternativas interesantes, si los contenidos que ha escogido no son adecuados para él. Debe entender que es importante que adquiera hábitos saludables también en el consumo televisivo.
  2. Cada niño es un mundo y no todos procesan lo que ven a través del televisor de la misma manera. Influyen los valores familiares, los conocimientos que tenga y sus experiencias vividas. Lo mejor que puedes hacer es acompañarlo cuando mire la tele, así podrás guiarlo y ayudarlo a desarrollar su sentido crítico y formar su propia opinión.
  3. La televisión no debe ser un recurso para tener a tu hijo entretenido durante un rato, sin más. En cambio, sí que puede ayudaros a conversar. Siéntate con él, miradla juntos y proponle otra actividad, cuando lo creas conveniente. Podéis incluso comentar lo que estáis viendo. Hazle preguntas sencillas sobre el contenido para hacerle reflexionar sobre algún tema en concreto. No sólo aprenderá él, tú también, ya que seguramente se fijará en detalles que a ti te han pasado por alto, y viceversa. Puede ser una experiencia muy rica para ambos.
  4. Las series no tienen porque provocar efectos negativos en la infancia. Pueden daros la oportunidad de hablar sobre problemáticas cotidianas que no sabes cómo introducir (enfermedades, problemas familiares, …). Debes valorar cuáles son las más apropiadas para tu hijo, en función de su edad y de los valores de vuestra familia.
  5. Si de repente aparece alguna escena poco adecuada, coméntala abiertamente. Una aclaración puede suavizar los efectos que pueda tener sobre tu pequeño.

En cualquier caso, mirar la tele no debería ser la actividad principal de ocio infantil de tu hijo ni ocupar gran parte de su tiempo libre. Los niños deben poder hacer otras actividades como ir en bici, salir a jugar al aire libre u otras actividades extraescolares.

 

 


Post Relacionados