Blog

< Volver

Crea juguetes con material reciclado

Madre e hija cosiendo

Ideas creativas para construir juguetes con elementos caseros.

Seguro que en casa tienes decenas de objetos que no utilizas para nada. Sólo te faltan algunas ideas para convertirlos en juguetes reciclados. El DIY o Do It Yourself (Hazlo tú mismo) está de moda y te permite, con materiales reciclados, crear cualquier cosa, lo que te propongas. En internet puedes encontrar millones de ideas, pero desde aquí también te proponemos algunas. Además te ayudarán a desarrollar la creatividad de tus niños, aprovechar recursos caseros, reciclar y cuidar la naturaleza. Educa a tus hijos en los valores medioambientales, la autonomía y la imaginación desde bien pequeños.

  1. Juego encajable: tan sólo necesitas un bote de leche en polvo y tapones de corcho de diferentes medidas. Agujerea el tapón del bote con distintas formas con la precaución de que los bordes no pinchen ni arañen. Los puedes limar para alisarlos. Para decorarlo y hacerlo más atractivo, puedes forrar el bote con papales de colores. Y por último enséñale a tu bebé a encajar los tapones en los distintos agujeros. ¡Pasará un rato entretenido!
  1. Mantel personalizado: fácil y económico. Si tienes por casa el típico mantel lleno de manchas, extiéndelo sobre la mesa y con pintura pídele a tu hijo que lo redecore. Estilo libre. En la próxima comida familiar, sorprende a tus invitados con un mantel hecho por tu hijo. ¡Diseño único y exclusivo!
  1. Libros ilustrados: si tienes álbumes de fotos que no utilizas, conviértelos en libros ilustrados. Tu hijo puede ayudarte a encontrar los elementos que quiere enganchar para crear su propia historia. Recopila revistas viejas y periódicos y pídele a tu hijo que seleccione las imágenes que más le gustan. Pégalas en el álbum y complétalo con algunas frases para explicar la historia que os hayáis inventado.
  1. Juguetes para el parque: suelen ser los preferidos de los niños. Busca botellas vacías de agua, leche o jabón, pídeles a tus hijos que te ayuden a decorarlas y listo. Podéis ir al parque, rellenarlas de arena, transportarlas de un lugar a otro y no hay que sufrir por si se rompen o se pierden. ¡Viva el reciclaje!
  1. Un joyero: decora una caja de quesitos por dentro y por fuera, con colores, papel de envolver y pegatinas. En la tapa puedes poner el nombre de tu princesa y ya tienes su joyero.

 

 

 

 

 


Post Relacionados