Blog

< Volver

Cómo ahorrar en Navidad

Ahorrar en Navidad

Algunos consejos para no gastar más de la cuenta y ahorrar en Navidad.

La Navidad es mágica, sí, pero nuestra cartera no lo es. Es empezar el mes de diciembre y las compras se disparan. Regalos, reuniones familiares, algún plan en familia interesante, cenas, salidas, … Pero no te engañes, puedes disfrutar las fiestas sin tener que gastar tanto. Apunta, te proponemos algunos hábitos saludables para ahorrar en Navidad.

  1. Marca un presupuesto máximo. Determina una cifra tope de dinero para gastar en Navidad y de ahí no pases. Para calcularlo, haz una estimación para cada partida: regalos, cenas, viajes, … De esta manera, podrás hacerte una idea de qué puedes permitirte este año. Y lo más importante de todo: cúmplelo. Para ello, el control de gastos es esencial para ahorrar. Anota todos y cada uno de las compras que hagas.
  2. Los regalos: no los dejes para el último momento. A menudo, durante el mes de diciembre muchas tiendas suben los precios. Si haces tus compras con antelación, quizás te ahorres algo de dinero. Además, explora las tiendas online. Encontrarás más variedad y posiblemente, mejores precios para ahorrar.
  3. Comidas de “traje”. Aunque suene muy formal, se trata de organizar comidas y cenas en las que cada uno trae algo: yo traje una ensalada, yo traje unos polvorones, yo, el vino, … Así los gastos se reparten entre todos los comensales y no carga con todo uno solo.
  4. Do It Yourself. Una filosofía cada vez más de moda y extendida y además muy útil. Se trata de “hacerlo tu mismo” y lo puedes aplicar en la cocina, la costura, la decoración o las manualidades. Y si lo que te faltan son buenas ideas, basta con buscarlas en Internet, donde las encontrarás a miles. Piensa en objetos que tengas en casa para reciclar y el gasto será mínimo. Es un plan en familia perfecto para cualquier tarde navideña y que te ayudará a ahorar.
  5. Planes low cost. Si eres de los que aprovecha las fiestas navideñas para hacer alguna escapada de vacaciones en familia, explora alternativas económicas de alojamiento como el intercambio de casas, turismo rural o albergues familiares. También puedes optar por visitar ciudades cercanas y volver a dormir a casa. Si te quedas en tu ciudad, consulta la agenda de tu barrio. Durante estas fechas, organizan muchas actividades familiares gratuitas para los más pequeños. Lo importante no es lo que gastes, sino el tiempo que compartís juntos.

 


Post Relacionados